Jehová, ¿Quiero alabarte siempre? ¡Sí!

He meditado con el corazón...

Y con ella he encontrado en el Salmo 109 versículos 30, 31, como una gema brillante de la cual sentirme feliz.

El salmista expresa el deseo inmenso de poder alabar a Dios con toda la congregación. Y de verdad que tenemos muchas razones para expresarle nuestro más profundo agradecimiento. Además de toda la ayuda que nos brinda en sentido espiritual y de la plena promesa de que "no seremos dejados enteramente", Jehová también hace algo de lo cual también orgullecernos de un Dios como él... salvar a la humanidad pobre y afligida.

Precisamente el Salmo dice: "está de pie a la diestra del pobre". Y que bonito es imaginarse tremenda imagen, de Dios estando de pie al lado de quienes sufren. Así que con un Dios como él, el deseo de adorarle crece, y de serle leal. Por eso, todos también digamos: "Elogiaré a Jehová de gran manera con mi boca, y en medio de mucha gente lo alabaré."

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS