Jehová siempre cumple sus promesas

El salmista (Salmo 105), nos recuerda todo lo que hizo Jehová para que llegará el pueblo a recibir la buena tierra, la tierra que mana leche y miel, la tierra de Canaán. Y es sorprendente, pues realmente no era fácil. Como dice el salmo, no era fácil para un pueblo tan pequeño superar tantos problemas y poder conquistar la tierra prometida. Es realmente animador saber que no importa lo que Jehová tenga que hacer, Él siempre cumplirá sus promesas, ninguna de ellas falta. Y saber entonces que nosotros también nos encontramos para ingresar a "una nueva tierra" es algo, maravilloso. Estamos como Moisés, cuando a lo lejos desde las montañas, desde el oriente, divisaba la tierra que Jehová les iría a dar al pueblo de Israel.

Ahora nosotros tenemos esa oportunidad, pero no solo a una tierra prometida por Jehová, sino a un nuevo mundo, la tierra llena de personas que hagan el bien y deseen hacer su voluntad. Así que meditar en como Jehová a cumplido sus promesas a nosotros también nos ánima. Y diremos: "Jehová siempre cumplirá sus promesas, ¡Gracias Jehová!".

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS