Más que el oro, la ley de Jehová

El salmo 119 se caracteriza por las expresiones de aprecio por la Ley de Dios. Más me ha impactado el versículo número 72, pues dice: "La ley de Jehová es buena para mi, en mayor grado que miles de piezas de oro y plata.".

Y si nos ponemos a pensar, la cantidad de personas que se han alejado de Dios por el dinero, u otros placeres. ¡Que tan fácil es caer en las manos de Satanás! Así que recordar este versículo me ayuda a pensar que lo más importante es la ley de Jehová, no tener cosas materiales, pues estas al final se acabarán... más la ley de Jehová durará para siempre, y con ella, todos los que se esfuerzan por aplicarla.

Así que la lealtad que le demos a Dios, jamás deberá ser condicionada por ninguna cosa, ni por el mayor oro del mundo, pues la mejor cuenta de ahorros es nuestro obrar conforme a la voluntad de Dios.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS