El perdón verdadero existe

Basado en Salmo 130:3.

Si nos ponemos a meditar en nuestra vida, nos daremos cuenta en lo corrido del tiempo hemos pecado contra nosotros mismos, contra otras personas, hasta con personas que queremos mucho. Y la verdad es que en muchos casos es producido por nuestro orgullo, porque querer ganar conversaciones, por tan solo sentir que somos los manda maces. Aunque también muchas veces pecamos con la lengua, la cual es como un fuego que puede prender un gran incendio difícil de apagar.

Así que ante tantos pecados que cometemos a diario, ¿quien podría perdonarnos tantos errores? Gracias a Dios y su bondad amorosa contamos con un ayudante para con el Padre, Jesucristo, que gracias a su muerte podemos recibir el perdón de pecados, ¡De todos! Así que si Dios mismo decidió dar a su hijo más querido por la humanidad podemos estar muy seguros de que entonces Dios quiere que nos valgamos de este regalo para que podamos quitarnos todo peso que nos enreda, entre ellos el desánimo, que tan duro esta golpeándonos.

Así que agradezcamos que el verdadero perdón existe, el que no guarda rencor, el que olvida completamente lo sucedido. Eso lo hace nuestro Dios Jehová.

Gracias Jehová.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS