Predicación hasta el fin y no preocuparnos excesivamente

Basado en Mateo 5:13:

La predicación tiene el mismo efecto conservador de la sal, así que, no dejemos de predicar jamás. Y no se pierda la salinidad dejando de predicar.

Basado en Mateo 6:33

No debemos preocuparnos por el día siguiente en exceso, pues, no sabemos ni siquiera lo que estamos pensando que va a pasar, realmente va a suceder. Así que más bien enfrentemos cada día, porque cada día tiene su propia maldad o problemas, y con esos son suficientes... para que más.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS