Es que... "yo soy así"

Esta expresión "yo soy así" es muy común entre muchos.

En pocas palabras es decir que uno no va a cambiar, y aún sabiendo que lo que hacen no es correcto. Es la excusa para mostrar de que no son capaces de cambiar. Sin embargo, eso es algo que no debe pasar con los cristianos, pues... Dios nos enseña que si podemos vestirnos de una nueva personalidad.

Y que agradable es que contemos con la ayuda de él para poder cambiar. Leyendo Zacarías el capítulo 13 en los versiculos 8 y 9 se muestra algo que aconteció con el pueblo de Israel. En aquel tiempo existían muchos profetas, sin embargo... ¿eran todos ellos aprobados por Dios? La boca de Jehová a través de Zacarías dice: "dos partes de ella son lo que será cortado [y] expirará". Sí, es lamentable, dos terceras partes, lo que indica más de la mitad no hacían lo que Jehová mandaba.

Así mismo nosotros debemos mantenernos en guardia, ante nuestras propias tendencias, vigilándonos contra el espejo perfecto de la Biblia, de tal manera que podamos corregir lo que nos puede estar alejando de Dios ¡sin darnos cuenta!.

Así que ahora es el momento de estar en guardia.

¿Amor y paz? ¿Qué nos enseña Zacarías?

Ya cuanto hemos escuchado la frase "Amor y Paz", y al hombre le gusta la paz, quiere la paz, pero no la logra.

Muchas personas se esfuerzan, cada uno con sus convicciones, de que pueden cambiar el mundo, hacerlo mejor, que sea un mejor lugar donde vivir, pero la triste realiadad, es que por todo esfuerzo que se haga el mundo se halla en una violencia desenfrenada, y pareciera como dicen muchos, que el hombre terminará por destruirse a si mismo.

Y no es para tanto lo que piensan, pues se dice que se quiere la paz, pero la tecnología va en consonancia casí que directa con las armas. ¡Que triste!, para matar a otros seres humanos. :( .

Pero en Zacarías encontramos guía al recordarnos que si podemos hacer para que mejoren nuestras relaciones personales y sea nuestro hogar un "remanzo de paz". Zacarías 8:19 que dice: "Amen la verdad y la paz". Amar no es solo querer la paz, es buscarla, siempre tratar de hacer las paces con los demás cuando nos equivocamos, ser humildes reconociendo nuestros errores, y controlando nuestra lengua que como fue puede encender la ira de otros.  Así que no pensemos en nuestros propios beneficios sino pensemos en que nosotros colaboremos en hacer la paz algo real en nuestras casas, y con todos, pero especialmente, LA PAZ CON DIOS.

Zacarías, la visión con dos los olivos

Zacarías en el capítulo 4 de su libro, habla de una visión. En la que un candelabro con 7 llamas y 2 olivos uno al lado del otro. Esto me llamó la atención, pues el ángel de Dios menciona que estos dos olivos significan los 2 ungidos de pie que están al lado del Señor.

Avergüando un poco más, me he dado cuenta que estas palabras son las mismas que se encuentran registradas en el libro de Apocalipsis 11:3, 4. Y analizando el tema de que eran dos testigos, entonces, da a entender entonces quizás con la actitud humilde y valerosa de los siervos ungidos en conjunto que han peleado la excelente pelea de la fe al predicar las buenas nuevas.

En el libro de apocalipsis se hace una descripción más detallada al mencionar que estos dos ungidos estarían vestidos de saco, lo que quizás quiera decir que estarían vestidos de duelo al proclamar lo que esperará a la humanidad desobediente, pues esto también le traería duelo a las naciones.

Que Jehová nos permita imitar la actitud entonces de estos dos olivos que segregan aceite a este candelabro que ve Zacarías y nos permita seguir proclamando su mensaje hasta el fin.

Imagen guía:

Más que el oro, la ley de Jehová

El salmo 119 se caracteriza por las expresiones de aprecio por la Ley de Dios. Más me ha impactado el versículo número 72, pues dice: "La ley de Jehová es buena para mi, en mayor grado que miles de piezas de oro y plata.".

Y si nos ponemos a pensar, la cantidad de personas que se han alejado de Dios por el dinero, u otros placeres. ¡Que tan fácil es caer en las manos de Satanás! Así que recordar este versículo me ayuda a pensar que lo más importante es la ley de Jehová, no tener cosas materiales, pues estas al final se acabarán... más la ley de Jehová durará para siempre, y con ella, todos los que se esfuerzan por aplicarla.

Así que la lealtad que le demos a Dios, jamás deberá ser condicionada por ninguna cosa, ni por el mayor oro del mundo, pues la mejor cuenta de ahorros es nuestro obrar conforme a la voluntad de Dios.

¿Hasta donde llegará mi integridad?

Sabemos que no es fácil mantenernos leales en un mundo tan difícil. Las presiones económicas, la salud y muchas otras cosas nos están tentando para que dejemos de serle leal al Dios Todopoderoso. Sin embargo, nuestra lealtad a Dios debe ser tan importante que nuestros propios problemas deberían de quedar en un segundo plano.

Es más, en el Salmo 116 encontramos como considera Dios el servicio que le damos sus siervos. Allí en el versículo 15 Jehová nos confirma cuan importante es la vida para él, y en particular, la vida de sus siervos leales, pues dice que es "preciosa". Que bueno que Jehová tenga esos sentimientos para con nosotros.

Así que teniendo eso presente, así nuestra propia vida este en juego recordemos que la muerte de los que le son leales Dios las tiene en alta estima, lo que nos asegurará el futuro prometedor nuevo mundo.


Investigar las obras de Dios, es maravilloso

El salmo 111 en su primera parte, nos muestra que Jehová es quien ha hecho todas las cosas. Pero lo más interesante de esto, es que no solo creó, sino que las ha hecho bellas a la vista de uno, y también para nuestro beneficio.

Por ejemplo, todo lo que encontramos en la tierra, los mamíferos, aves, plantas, la tierra en si misma que es como un ser vivo, es realmente sorprendente. Todo ha sido creado para que disfrutemos de la vida, es claro que Dios quería que viviéramos felices siempre, sin problemas como las enfermedades, la muerte, la violencia, que jamás Dios quizo que hubiera.

Particularmente, el Salmo 111:3, me encanta: "Su actividad es dignidad y esplendor mismos, y su  justicia subsiste para siempre". Y recuerdo las maravillas que ha creado en el universo, las galaxias, estrellas, nebulosas, etc... que tan hermosas son!

Con un Dios de tanto poder, podemos confiar que él nos dará las fuerzas para aguantar sea como sea. Confiemos en él, y recibiremos muchas bendiciones. ¡Seguro!

Jehová, ¿Quiero alabarte siempre? ¡Sí!

He meditado con el corazón...

Y con ella he encontrado en el Salmo 109 versículos 30, 31, como una gema brillante de la cual sentirme feliz.

El salmista expresa el deseo inmenso de poder alabar a Dios con toda la congregación. Y de verdad que tenemos muchas razones para expresarle nuestro más profundo agradecimiento. Además de toda la ayuda que nos brinda en sentido espiritual y de la plena promesa de que "no seremos dejados enteramente", Jehová también hace algo de lo cual también orgullecernos de un Dios como él... salvar a la humanidad pobre y afligida.

Precisamente el Salmo dice: "está de pie a la diestra del pobre". Y que bonito es imaginarse tremenda imagen, de Dios estando de pie al lado de quienes sufren. Así que con un Dios como él, el deseo de adorarle crece, y de serle leal. Por eso, todos también digamos: "Elogiaré a Jehová de gran manera con mi boca, y en medio de mucha gente lo alabaré."

Jehová siempre cumple sus promesas

El salmista (Salmo 105), nos recuerda todo lo que hizo Jehová para que llegará el pueblo a recibir la buena tierra, la tierra que mana leche y miel, la tierra de Canaán. Y es sorprendente, pues realmente no era fácil. Como dice el salmo, no era fácil para un pueblo tan pequeño superar tantos problemas y poder conquistar la tierra prometida. Es realmente animador saber que no importa lo que Jehová tenga que hacer, Él siempre cumplirá sus promesas, ninguna de ellas falta. Y saber entonces que nosotros también nos encontramos para ingresar a "una nueva tierra" es algo, maravilloso. Estamos como Moisés, cuando a lo lejos desde las montañas, desde el oriente, divisaba la tierra que Jehová les iría a dar al pueblo de Israel.

Ahora nosotros tenemos esa oportunidad, pero no solo a una tierra prometida por Jehová, sino a un nuevo mundo, la tierra llena de personas que hagan el bien y deseen hacer su voluntad. Así que meditar en como Jehová a cumplido sus promesas a nosotros también nos ánima. Y diremos: "Jehová siempre cumplirá sus promesas, ¡Gracias Jehová!".

Jehová es muy misericordioso

Cuán hermoso es Jehová. En el Salmo 103, se muestran muchas cualidades de Él, pero especialmente. Su misericordia  infinita. Y nos muestra que definitivamente tenemos mucho el porque darle gracias a Él. Porque a pesar de que nosotros pecamos constantemente, él esta a nuestro lado, nos perdona y olvida nuestros pecados.

¿Que hermosa es la personalidad de Jehová! ¿Quien no quiere un Dios como él? ¡Que alegría es poderle servir!

Por favor Jehová, ayúdame  a no abusar de tu misericordia. Y perdóname todos mis errores.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS