Una virtud de la sabiduría... la humildad

Basado en Proverbios 1:5.

Definitivamente es importante que el sabio absorba instrucción y escuche, que sepa escuchar... de esta manera demostrando humildad se puede aprender más y llegar a ser verdaderamente sabio.

Así que cuando otros hablen... escucha, cuando otros expliquen, pon atención, porque seguro aprenderás y llegarás a ser sabio.

El universo y la tierra por siempre!

Basado en Salmo 148:5,6.


Mientras el mundo se encuentra en oscuridad (en cuanto al futuro y el conocimiento de si mismo), los que investigan al Biblia encuentran tesoros que son imposibles de encontrar en cualquier otro libro. Pues allí encontramos los deseos de Dios para con nosotros, para con el planeta tierra, y cuan agradable es leer los textos citados al principio. Estos nos recuerdan lo hermoso que es el propósito de Dios para todo el Universo, que sobrevivan para siempre, por siempre, por toda la eternidad, y nosotros con nuestros ojos podemos maravillarnos de tan hermosa creación, que aunque sin vida, tiene una hermosura sin igual.

Así que sabiendo que jamás el universo será destruido, y mucho menos la tierra, alegrémonos pues y sigamos fieles para poder hacer parte de quienes vivirán para siempre sobre la tierra.

El salmo 139, una invitación a autoexaminarnos

Basado en el Salmo 139.

Este salmo es espectacular, pues habla en su gran mayoría de como nos conoce Jehová. Y, ¿Cómo podemos nosotros conocernos a si mismos? La mejor manera es vernos con el espejo de la Biblia, asi como con la oración sincera que nos permita halla nuestras falencias y porque no habilidades para que sigamos mejorando.

Orar es la clave, así que a orar más incesantemente.

¿Cuan convencidos estamos de las promesas de Dios?

Basado en Mateo 14:14-22.

¿Estamos seguros que Dios quitará el sufrimiento? ¿Cuan seguros? Quizás, aunque conozcamos las promesas de Dios, quizás pueda venirnos a nuestra mente de que de pronto en realidad Dios no va a quitarnos este mal por el que estamos pasando. ¿Pero será verdad eso? Analizando lo que sucedió cuando Jesús multiplicó los panes encontré una joya valiosa.

Es interesante, los apóstoles ya habían sido testigos de espectaculares milagros de parte de Jesús, entonces, ya estando convencidos, ¿habría alguna razón para dudar? Pues la verdad es que no deberían. Pues cuando ya estaba oscureciendo y viendo sus discípulos que había mucha gente pensaron... lo mejor es que se vayan, pues en su interior pudieron haber dicho: "Bueno, aquí en esta situación ya no hay nada que hacer, les tocará devolverse a sus casas"... quizás era lo más fácil, pero en realidad no pensaron por un momento en la gran capacidad de Jesús de hacer milagros, ni siquiera se les pasaba por la mente la capacidad de él hasta donde podría llegar.

Entonces, aunque los discípulos sugirieron a Jesús que se fueran las muchedumbres, Jesús amorosamente les dice: "No hay necesidad de que se vayan, ustedes deles de comer". ¿Que cara harían entonces los discípulos? Entonces trayendo algunos panes y pescados Jesús los multiplicó en gran manera para que todos tuvieran.

Así que ¿Hemos meditado hasta donde llega el poder de Dios y su sabiduría, y especialmente su amor? Estamos seguros entonces que Él nos dará muchísimas sorpresas, cosas que nos sorprenderán.. así que estemos convencidos que Dios reparará todo el daño que ha causado el hombre, seguro que sí.

El perdón verdadero existe

Basado en Salmo 130:3.

Si nos ponemos a meditar en nuestra vida, nos daremos cuenta en lo corrido del tiempo hemos pecado contra nosotros mismos, contra otras personas, hasta con personas que queremos mucho. Y la verdad es que en muchos casos es producido por nuestro orgullo, porque querer ganar conversaciones, por tan solo sentir que somos los manda maces. Aunque también muchas veces pecamos con la lengua, la cual es como un fuego que puede prender un gran incendio difícil de apagar.

Así que ante tantos pecados que cometemos a diario, ¿quien podría perdonarnos tantos errores? Gracias a Dios y su bondad amorosa contamos con un ayudante para con el Padre, Jesucristo, que gracias a su muerte podemos recibir el perdón de pecados, ¡De todos! Así que si Dios mismo decidió dar a su hijo más querido por la humanidad podemos estar muy seguros de que entonces Dios quiere que nos valgamos de este regalo para que podamos quitarnos todo peso que nos enreda, entre ellos el desánimo, que tan duro esta golpeándonos.

Así que agradezcamos que el verdadero perdón existe, el que no guarda rencor, el que olvida completamente lo sucedido. Eso lo hace nuestro Dios Jehová.

Gracias Jehová.

Ahora es el momento de hallar los tesoros de Dios

Basado en Mateo 11:2-6.

Definitivamente, el conocimiento de Dios que se encuentra en las escrituras es maravilloso, en el encontramos muchas joyas de gran valor que son tesoros que cuando encontremos, nos hace felices, nos anima, nos reconforta. Sin embargo, hallar un tesoro literal no es para fácil, de la misma forma tampoco lo es hallar los tesoros de Dios, pues a ellos aunque no hay que martillar ni hacer esfuerzo físico (aunque a veces para vencer el sueño si), si debemos de dedicar tiempo para meditar un poco en lo que leemos, en lo que estudiamos.

Si notamos en estos versículos, Juan el Bautizante, él, aunque tenía fe, el quería confirmar que aquel hombre que realizaba grandes obras poderosas era el Hijo de Dios prometido en las escrituras, por eso mando Juan a sus discípulos a preguntarle a Jesús mismo, si él era la descendencia prometida. Esta acción por parte de Juan, no fue demostrar falta de fe, sino fue realmente un deseo sincero por confirmar lo que estaba escuchando... así mismo, nosotros tenemos que confirmar lo que aprendemos, sentir que lo que escuchamos en las reuniones, en lo que leemos en la Biblia, llegue a nuestro corazón y verdaderamente veamos y estemos convencidos que es la verdad, pero para esto, hay que meditar lo que estudiamos y leemos, si lo hacemos así, encontraremos muchísimos tesoros de Dios.

Todo es posible para Dios

Basado en Mateo 9:22.

La gente a veces se ríe de las promesas de Dios pensando que son cosas que nunca se van a cumplir. Realmente la gente esta tan alejada de Dios que definitivamente no confian en las promesas que él ha hecho.

Sin embargo, acercarnos a Dios es lo mejor que podemos hacer, pues así entonces estaremos más convencidos de sus promesas, las cuales nunca fallan, pues todo lo que Dios se propone lo cumple, no hay nada ni nadie que lo pueda detener.

Cuanto nos alegra saber a todos que Todo es posible para Dios.

Debemos amar la Ley de Dios


Sabemos que debemos amar la Ley de Dios.

¿Hasta donde? Bueno, quizas el verdadero cariño que le tengamos a la Ley de Dios se demuestre en parte cuando estamos pasando momentos de presión para que cambiemos nuestra manera de pensar, o para que actuemos contrario a la Ley de Dios. Así que, debe ser tal nuestro amor a Su Ley, que nada ni nadie debería doblegarnos a la hora de sentirnos presionados por otras personas o por la publicidad o por lo que sea, a cambiar nuestras creencias, que realmente como menciona el Salmo 119:92, nos podrá salvar de los peligros que conlleva el no llevar a cabo la voluntad de Dios.

Sabemos que no es facil hacerlo, sin embargo, ahora es el momento de encariñarnos más y más con la Ley de Dios, hasta que sintamos que Dios esta a favor nuestro y de quienes le sirven.

Sean felices! :) Y sientanse libres de opinar ;)

Predicación hasta el fin y no preocuparnos excesivamente

Basado en Mateo 5:13:

La predicación tiene el mismo efecto conservador de la sal, así que, no dejemos de predicar jamás. Y no se pierda la salinidad dejando de predicar.

Basado en Mateo 6:33

No debemos preocuparnos por el día siguiente en exceso, pues, no sabemos ni siquiera lo que estamos pensando que va a pasar, realmente va a suceder. Así que más bien enfrentemos cada día, porque cada día tiene su propia maldad o problemas, y con esos son suficientes... para que más.

Cuando se acaben todas las enfermedades

Basado en Mateo 4:23-25.

Imaginándome la escena cuando Jesús saliendo de Galilea (en donde comenzó su predicación), y fue a recorrer otros lugares cercanos predicando las buenas nuevas, realmente me llena de asombro la cantidad de personas que ayudo, no solo en sentido físico, sino también espiritual. Sí, su principal objetivo sería el dar a conocer los propósitos de Dios... así que me imagino, cuando ese inicio de predicación ahora ya se lleva a cabo por todo el mundo, y millones de seres humanos se están beneficiando del agua de vida que lleva a la salvación.

Ahora, cuando todo el mundo tenga el conocimiento de Jehová  y lo apliquen en su vida, el fin de la maldad dejará de ser, y del dolor, porque así como Jesús logró eliminar las enfermedades así también acabará muy pronto con todas las dolencias que hoy abundan en el mundo, el cáncer, la depresión, y cuantas cosas más de las que el ser humano tiene que estar expuesto en la realidad, pero cuanto nos alegra saber que esto pronto, muy pronto dejará de ser cosa del pasado.


Dios siempre cumplirá sus promesas

A diferencia de los seres humanos, que podemos hacer muchas promesas, pero no cumplirlas. Jehová, si puede cumplir con todas, pues el no tiene limitaciones, es más, así otras personas traten de impedírselo, el tiene todo el poder y la sabiduría para actuar en el momento adecuado y de esta manera asegurar que su Palabra se cumpla.

Por ejemplo, cuando los astrólogos fueron enviado por Herodes para que ellos le contarán donde esta el niñito Jesús, Jehová intervino, pues en un sueño les dio advertencia de que no volvieran a Herodes... y de esta manera entonces, Herodes no llego a saber donde estaba Jesús. Si el hubiera sabido, la vida de Jesús hubiera estado en peligro. Sin embargo, Jehová, estando pendiente de todo lo que pasa, el actuó sin demora y sabiamente.

Así que nosotros podremos tener la confianza que aunque parezca que Jehová no fuera actuar, en realidad el esta pendiente de todo lo que sucede y hará todo lo necesario para cumplir su propósito de hacer de la tierra un paraíso.

El salmo 121, fuente de ánimo en tiempos difíciles

Que hermoso es este salmo...
Leyendolo bajo una melodía hermosa... seguro... calará muy ondo en nuestros corazones: Copio aquí el salmo:

1 Alzaré mis ojos a las montañas.
¿De dónde vendrá mi ayuda?
2 Mi ayuda viene de Jehová,
el Hacedor del cielo y de la tierra.
3 No es posible que él permita que tu pie tambalee.
A Aquel que te guarda no le es posible adormecerse.
4 ¡Mira! No estará adormecido ni se dormirá,
aquel que está guardando a Israel.
5 Jehová te está guardando.
Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
6 De día el sol mismo no te herirá,
ni la luna de noche.
7 Jehová mismo te guardará contra toda calamidad.
Él guardará tu alma.
8 Jehová mismo guardará tu salida y tu entrada
desde ahora y hasta tiempo indefinido. 
  

¿Hasta donde llega nuestra paz?

Hoy el mundo esta lleno de violencia y dolor. Las personas cada vez más tienen menos control sobre si mismas. La ira se esta conviertiendo en el pan de cada día. Ahora, ¿Que podremos esperar? Realmente es triste que esto suceda, pues el hombre fue hecho con la pacidad de amar y ahora... el hombre se destruye a si misma por sus propios intereses.

Con razón en el Salmo 120 se menciona esta situación de la paz que uno busca, pero de la guerra en la que muchos andan. Así que... no es de extrañar que pase como lo que menciona el versiculo 7 que menciona: "Yo abogo por paz; pero cuando hablo, ellos favorecen guerra." Si. definitivamente,  habremos de esperar dias dificiles, cada vez peores, pero en cuanto a nosotros haremos el esfuerzo supremo por mantener la paz con todos, no respondiendo mal por mal, sino haciendo el bien a lo que nos hacen el mal... así entonces, demostraremos ser discipulos verderos de nuestro Padre.


Que él nos ayude a cultivar sus hermosas cualidades y entre ellas la PAZ, que hace parte del fruto del espíritu.

¡Pronto la maldad será cosa del pasado!

¡Oh Dios!, ¡Gracias!, porque permites que viva, que sienta, que oiga, que pueda disfrutar de tu creación, aún más, que nos hayas dado la oportunidad de poder contar con tu amistad por toda la eternidad. Más tu proposito verdaderamente es una realidad, se alcanzará... entonces, tal como menciona Malaquías en capítulo 4, podremos ver como los inicuos serán cortados y jamás volverán a existir.  Entonces los que deseamos hacer tu voluntad podremos residir en verdadera seguridad y paz!!!... ¡Por fin! Un mundo como tu lo propusiste, tal como menciona Malaquías 4:2: "Y a ustedes los que están en temor de mi nombre el sol de la justicia ciertamente brillará, con curación en sus alas; y realmente saldrán y escarbarán el suelo como becerros engordados." Y eso es una gran consolación para nosotros... pues tenemos una esperanza que con seguridad se realizará porque tienes el poder, porque tienes el amor, porque tienes la sabiduría y en ti jamás podrá haber promesa que no se cumpla. Aqui estaremos alerta siempre, estando anhelantes a tu llegada, y al fin de la maldad. ¡Gracias por darnos tu ayuda y tu apoyo!

¡Yo los he amado!


¡Que hermoso es escuchas las palabras de Dios! Y más cuando nos expresa con franqueza su sentir hacia nosotros. En Miqueas el capítulo 1 en el versículo 2 nos dice Jehová: "Yo los he amado". Que expresión tan hermosa. Es realmente cierto el hecho que Dios nos ame. Para los que creemos en Cristo, sabemos que Dios ha hecho ese gran sacrificio por nosotros, para que tengamos una oportunidad de hacer del proposito eterno que Dios tiene planeado, así como de tener una relación más estrecha con Dios.

Y para los que no creemos en Cristo, basta con analizar lo existe en la creación y nos daremos cuenta que todo ha sido hecho para que disfrutemos de la vida lo mejor posible. Dios nos otorgo la maquina perfecta, nuestro cuerpo. Nos dió nuestros ojos para ver a color. Nos dio el sentido del gusto para disfrutar de los infinitos alimentos que Dios ha hecho.

Con razón podemos decir que Dios nos ama. Y estas tan solo son algunas de las expresiones de amor que Dios nos ha hecho, ahora bien... ¿Entonces hay razón para estar aburridos sirviendo a Dios? Jamás, pues él mismo em Miqueas capítulo 1 versículo 13 dice en parte: "¡Mira! ¡Que aburrimiento!" Que jamás pensemos así, sino más bien recordemos siempre el gran amor que tiene nuestro Padre Celestial.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS