Jeremías 45, 46

Jeremías 45:5: Baruc estaba buscando cosas grandes para si. No sabemos a que se refería Jehová exactamente a esas palabras, pero lo que si es seguro es que no era algo bueno para él. Por esta razón le aconsejó, no sigas buscando. A veces  nuestras acciones tienen actitudes tras de si que sin darnos cuenta nos puede estar llevando a la búsqueda de cosas grandes para nosotros, como el dinero, la fama, el ser reconocido socialmente, sin embargo, debemos de autoexaminarnos y comprender porque hacemos las cosas, y si todo realmente gira hacia nuestra adoración a Dios.

Jeremías 46:28: Jehová es el Padre más amoroso que existe. No solo nos corrige, sino que lo hace en la medida correcta, tanto para no descorazonarnos, pero tampoco hasta el punto de ser alcahueta. Debemos de seguir aceptando la disciplina de Jehová como una demostración de su amor, para que nos vaya bien. No olvidemos  nunca que todo lo que hace Jehová es para que estemos bien y estemos verdaderamente felices.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS