Texto diario martes 21 de agosto de 2012


El texto de hoy martes 21 de agosto de 2012 es


Deséchenlas todas de ustedes: ira, cólera, maldad, habla injuriosa y habla obscena de su boca (Col. 3:8)

La pregunta a realizarnos según este versículo es: ¿Cómo estoy controlando mi lengua y aún más mis pensamientos?

Esto es una meditación mía... hagan la suya desde su corazón. ;)

Es verdaderamente triste como las personas que no sirven a Jehová actúan llevados por la ira, la maldad, el habla injuriosa y el habla obscena. Ese es el pan de cada día en el mundo. Los jovenes e hijos pequeños por ejemplo viven una lucha continua para evitar que ese espíritu que fomenta Satanás no se les contagie... más sin embargo es una guerra colosal que tienen que librar cada día de clases. ¿Y qué decir de nuestros lugares de trabajo? El habla obscena también se ha convertido por decirlo así como en otra lengua más. Verdaderamente para todos es un guerrear continuó... pero el texto diario de hoy es una fuente de fuerza para lograr la victoria, hay que desechar como si de basura se tratara todas estas malas conductas.

Así entonces, ¿Cómo debería ser nuestra habla en el hogar? De seguro debe ser un lugar de mucho respeto y amor... en esto nos debemos de destacar. Aunque pudiera suceder que por la excesiva confianza digamos cosas que hieren a los demás, debemos analizar si nuestras palabras pudieran estar causando algún tipo de división. Palabras como "tu siempre", "tu nunca", "tu", "tu" y "tu"... más bien pensemos en nosotros y digamos: "¿Qué puedo hacer yo para mejorar las cosas?". Es fácil echar la culpa a otros, pero pensar en hacer un esfuerzo nosotros quizás pueda estar lejos de nuestra forma de ser... pero precisamente así debe ser. Así que cuidemos nuestras palabras y que todas sean para edificación y ánimo y no para demoler... palabras que hagan crecer nuestro amor por Jehová.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS