Levítico 1,2,3,4 - Puntos sobresalientes

Con respecto a los puntos sobresalientes del libro de Levítico de los capítulos 1, 2, 3 y  4. Aquí coloco algunas meditaciones de mi corazón de la palabra de Dios, la Biblia, desde luego todo gracias Jehová y su capacitación.


Levítico 1:10: En la época del pueblo de Israel se ofrecían ofrendas quemadas, sacrificios animales como carneros jóvenes, pero Jehová pedía algo muy importante: Que fuera sano. Esto nos enseña que Jehová espera que nuestros sacrificios sean de buena calidad.
Aplicación: La predicación es una oportunidad para dar a Jehová sacrificios de labios, por eso, en lugar de distraernos conversando con nuestro compañero estemos atentos a que salgan los amos de casa.

Levítico 2:11: Jehová dijo que no debía ofrecerse miel como ofrenda hecha por fuego. Pero no nos referimos a la miel que producen las abejas, sino que parece que la miel hace referencia a jugo o almíbar de frutas el cual se podría fermentar y por supuesto no sería aceptable como ofrenda.
Aplicación: Cuando leemos este versículos nos imaginamos la miel de abejas pero notamos que realmente no se refería a eso. Tengamos cuidado cuando explicamos un texto bíblico y asegurémonos que lo que decimos si sea realmente cierto. Para lograrlo debemos tener buenos hábitos de lectura y estudio.
Miel de abejas

Abejita buscando su alimento


Almíbar de fruta



Levítico 3:17: Hay que recordar que Jehová no estipulo el hecho de comer sangre en el cristianismo sino desde la antigüedad. Gracias a Jehová el dejo estipulada en su palabra en muchas ocasiones el mandato de no comer sangre lo cual no deja la menor duda de lo que significa el no comer sangre.
Aplicación: Cuantas veces nos recuerdan y... ¿Ya tenemos diligenciado completamente nuestro documento legal  referente a nuestra postura con respecto a la sangre? Si no lo hemos hecho, hagámoslo cuanto antes.

Levítico 4:27: Jehová sabe que debido a nuestra imperfección quizás podamos cometer errores sin intención. Aún así, Jehová lo sigue considerando como alguien culpable. Eso nos enseña que no debemos estar preparados para que personas muy allegadas a nosotros se equivoquen y digan o hagan cosas que nos ofendan... pero recordaremos que es probable que sea por causa del pecado heredado... así se nos hará más fácil perdonar. Al fin y al cabo, ¿Nosotros no nos equivocamos?
Aplicación: Reconocer que todos nos equivocamos nos invita a estar listos para perdonar.

Requiere esfuerzo meditar, pero vale la pena encontrar nuestras propias joyas bíblicas... si desean pueden compartirla mediante sus comentarios con las meditaciones de su corazón.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS