¿Cuál es la lección de Hechos 4:13 y 2 Corintios 4:1, 7?

En la Biblia encontramos numerosas lecciones para nuestra vida y también para el ministerio. ¿Cuál es la lección de Hechos 4:13 y 2 Corintios 4:1, 7?Aquí coloco algunas meditaciones de mi corazón de la palabra de Dios, la Biblia, desde luego todo gracias a Jehová y su capacitación.


(Hechos 4:13) Ahora bien, al contemplar la franqueza de Pedro y de Juan, y al percibir que eran hombres iletrados y del vulgo, se admiraban. Y empezaron a reconocer, acerca de ellos, que solían estar con Jesús;


No debemos subestimar la preparación de Jehová para ayudarnos a ser maestros. Jehová quiere que aprovechemos su capacitación. Pero para eso tenemos que asistir a todas las reuniones sin excusas.

También nos enseña que Pedro y Juan no eran analfabetas o sin instrucción. Sencillamente les dijeron eso porque no habían recibido información religiosa en escuelas rabínicas. Aunque desde luego para ser buen maestro de la Palabra de Dios no se necesita ninguna preparación seglar especial... con la de Jehová es suficiente.

Las personas utilizan frases despectivas y debemos aprender a ser pacíficos y no responder mal por mal cuando nos traten con desprecio.



(2 Corintios 4:1) Por eso, teniendo este ministerio según la misericordia que se nos mostró, no nos rendimos;

El aguante es crucial para no rendirnos en el servicio. La persistencia es muy importante para cumplir con nuestra comisión y ayudar a más personas a que lleguen a adquirir un conocimiento exacto de la verdad.


(2 Corintios 4:7) Sin embargo, tenemos este tesoro en vasos de barro, para que el poder que es más allá de lo normal sea de Dios y no el que procede de nosotros.

Debemos reconocer que Jehová es que nos ayuda a cumplir con nuestro ministerio y no nuestras propias fuerzas. Jehová espera que nosotros actuemos con decisión, pero también anhela que nos apoyemos en él.



Requiere esfuerzo meditar, pero vale la pena encontrar nuestras propias joyas bíblicas... si desean pueden compartirla mediante sus comentarios con las meditaciones de su corazón.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS