Examinando las escrituras diariamente 2014 ♥ Jeremías 24:1

Examinando las escrituras diariamente aumentará nuestro amor por Jehová.. Hoy sábado 06 de septiembre de 2014 el texto diario es: Jeremías 24:1 que dice:"Jehová me mostró, y, ¡mire!, dos cestas de higos" ¡Gracias Jehová por tu amor y capacitación!


Aquí encontrarás algunas meditaciones al examinar las escrituras diariamente.

El texto completo de Jeremías 24:1 menciona:

Y Jehová me mostró, y, ¡mire!, dos cestas de higos colocadas delante del templo de Jehová, después que Nabucodorosor el rey de Babilonia se hubo llevado al destierro a Jeconías hijo de Jehoiaquim, el rey de Judá, y a los príncipes de Judá y a los artífices y a los constructores de baluartes, de Jerusalén para transportarlos a Babilonia.

Una frase para recordar puede ser:


Consejo para hoy martes: Mostremos interés en los demás.
Inclinemos nuestro corazón a Jehová

Este es un pequeño comentario del texto de hoy:

Inclinar nuestro corazón a Jehová no es tan fácil, ¿por qué? Porque el mundo tiene muchas cosas que hace que nuestro corazón se incline hacia las cosas del mundo. Y hay algo más: nuestra propia imperfección. Y contra esta también debemos de luchar con tenacidad a fin de controlar nuestro corazón. Roguemos a Jehová que nos ayude a actuar como el desee y no como nosotros queramos.

¿Qué me enseña esto de Jehová?
Jehová desea que su creación lo adore como es debido. Especialmente sus criaturas inteligentes. Como vemos, nuestro Dios anhela que tengamos un corazón completo para con él. Y eso significa que si es posible servir a Jehová con lealtad a pesar de que pecamos a diario sin darnos muchas veces cuenta. Saber que Jehová nos ayuda en ese sentido nos da fuerza para pensar que si es posible adorarlo como es debido. Si, Jehová nos ayuda a acercarnos a él.


Puedes ver el comentario oficial en la página oficial jw.org aquí

¿Haz meditado tú en el texto de hoy? Anima a otros y comparte a todos tus comentarios.  Recuerda... Nuestros comentarios deben ser con el fin de edificar.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS