Tesoros de la Biblia: Job 28 al 32

En la reunión Vida y Ministerio Cristiano se nos anima a encontrar los Tesoros de la Biblia. Aquí esta los que corresponden a la Segunda semana de Abril 18 al 24 de 2016 que se extrae de Job 28 al 32. Todo gracias a Jehová y su capacitación.

“Job, un hombre leal a quien imitar”

Job fue un hombre muy reconocido por su capacidad de aguantar lo malo y mantenerse leal. Sin embargo, sus cualidades fueron más allá. También fue un hombre leal y que nos dio un excelente ejemplo con respecto a ayudar a los demás y muchas cosas más. Por ejemplo: debemos aprender a preocuparnos por los demás, como lo hizo Job.
Imitemos a Job, no solo en aguante, sino en ayudar a los demás
Imitemos a Job, no solo en aguante,
sino en ayudar a los demás


Tesoro de la Biblia #1: Job 31:1: Job era un hombre que expresó su lealtad. No solamente se limitó a no hacer lo malo, sino a hacer "un pacto con sus ojos". Si, realmente se esforzó por controlar hasta lo que veía para no pecar.
Aplicación: La vista es un regalo de Jehová, pero si la usamos mal, puede llevarnos a tener pensamientos dañinos que nos pueden alejar de Jehová. Estemos resueltos a cambiar de canal, a pasar la hoja, a voltear la mirada, si algo inútil se nos presenta al frente.

¿Qué me enseña de Jehová o sobre la predicación?

¿Puede un hombre llegar a alcanzar tal mansedumbre de Job? Si Jehová la ha colocado en su Palabra, es porque es posible. Por supuesto, no por nuestros méritos, ni por nuestras fuerzas... más bien... por la ayuda increíble de Jehová. Tenemos que pedirle su ayuda.

Tesoro de la Biblia #2: Job 31:13-15: Job aquí habla de su manera de tratar a la gente. Y lo hacía con consideración y humildad. Habla que cuando el tenía un litigio o una disputa con un esclavo, el solía no estar presente, esto quizás tenga que ver con que prefería no estar para no actuar con injusticia para con su esclavo. ¿Por qué era justo con su prójimo? En parte dice el versículo porque de que serviría actuar injustamente: ¿Cómo le iba a responder a Dios? Además: ¿Acaso todos no tenemos el mismo derecho, si fuimos creados por Dios? ¡Que análisis tan profundo de Job!
Aplicación: A todos tenemos que tratar por igual. Fácil decirlo, otra cosa hacerlo. Por lo general, tendemos a tener prejuicios. Pero debemos vigilarnos para que seamos injustos con los demás ni aprovecharnos de nuestra autoridad.

¿Qué me enseña de Jehová o sobre la predicación?

En la predicación tenemos que ser completamente neutrales. No apoyamos a nadie, solamente a Jehová y su Reino. Tampoco tenemos prejuicios para absolutamente nadie ni grupos. Nuestra marca característica debe ser el amor.

Tesoro de la Biblia #3: Job 31:16-25: La lectura de estos versículos debemos hacerla con cuidado. Aunque a primera vista parece que Job habla de que ha hecho cosas malas, realmente lo que esta queriendo decir es que nunca haría tales cosas, pues tenía muy claras las malas consecuencias. ¿Y que cosas no hacía? No era tacaño, sino aprovecho sus medios de subsistencia para apoyar a la viuda y a los necesitados. Por supuesto, que hermosas cualidades de Job.
Aplicación: Las personas suelen confundir la verdadera generosidad. Y a veces, creen que con solo dar unas monedas es suficiente para ser generoso. Pero la generosidad implica mucho más. Por eso, como cristianos, la mayor muestra de generosidad, es dedicar nuestro tiempo a las personas a enseñarles la verdad.

¿Qué me enseña de Jehová o sobre la predicación?

Predicar no es solo enseñar. Claro, es vital este paso. Pero a veces, las circunstancias de las personas a las cuales hablamos las verdades de la Biblia necesitan mucho más. Necesitan a alguien que exprese su verdadero interés en ellas. Que les dediquen tiempo y sepan escuchar. Y porque no, si las circunstancias lo permiten, dar un apoyo monetario.

Busquemos perlas escondidas de Job 28 al 32 ya están aquí, sino pronto.

Requiere esfuerzo meditar, pero vale la pena encontrar nuestras propias joyas bíblicas... si desean pueden compartirla mediante sus comentarios con las meditaciones de su corazón.

UN POEMA PARA NUESTRO DIOS